Sígueme también en:
Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube Siguenos en Blogger

viernes, 17 de mayo de 2013

Alternativa ecológica (y barata) a los plomos de pesca

Mis redes sociales:
Facebook :  100ciaencasa
Instagram:  Fotos, esquemas, dibujos...


Un accesorio siempre presente en prácticamente todas las modalidades de pesca deportiva son las plomadas, y están hechas de...plomo. Cumplen la función de llevar rápidamente el cebo al fondo. A veces, cuando vamos a recoger el aparejo, vemos que la línea ha quedado enganchada al fondo, (hemos enrocado) y no se libera. En estos casos, se termina siempre tirando de la linea hasta que se rompe la parte más débil, que es el aparejo (hilo de menor sección que la línea principal con los anzuelos y el plomo). Esto es un mal menor: perdemos el aparejo, pero evitamos perder muchos metros de línea.



Plomadas para la pesca. Hechas con plomo


Un plomo de 70 gramos ya cuesta cerca del euro, por lo que la parte económica tiene su importancia, y mas si perdemos varios de ellos en una misma pesquera.

El caso es que, tras enrocar, el plomo se queda en el fondo. Y un plomo, y otro, y otro,... día tras día,... pescador tras pescador...

Amigos que gustan de bucear por zonas cercanas a la acción de pesca me han comentado en ocasiones -quizás exagerando un poco- que hay zonas que parecen yacimientos de plomo, y no es de extrañar. 

Es bien conocida la toxicidad del plomo, por lo que no parece que sea muy buena esta acumulación de plomo. Y esta es la parte ecológica


LA ALTERNATIVA

Alternativas hay bastantes, por ejemplo, usar piedras naturales seleccionadas por su tamaño, peso y forma, a las que se les hace un taladro para poder atarlas al aparejo. Esto supone tener que amoldarse "a lo que hay" en cuanto a dimensiones.

Yo propongo otra alternativa, que nos permite determinar de antemano el peso y forma de la plomada, además de ser barata, muy barata: Una buena plomada nos costará un céntimo de euro...si es que llega.

Hacerlos con cemento

Puede que estos "plomos" no sean tan hidrodinámicos como los comerciales, pero si no queremos dedicarnos a la competición y sólo vamos a practicar nuestra afición sin grandes pretensiones, nos bastará con esto. Si perdemos alguna de estas plomadas de cemento, no nos dolerá tanto al bolsillo, y en cuanto a preocupaciones ambientales: Pues...una piedra más en el fondo.


LA MEZCLA

Una vez más vuelve a salir el tema Astromodelismo (modelismo de cohetes), pues voy a recuperar de aquél hobby una mezcla que usaba para hacer las toberas de los motores cohete de combustible sólido. Esta mezcla tenía que superar unas condiciones de trabajo bastante extremas: Alta resistencia a la temperatura, soportar gran presión y aguantar la acción erosiva de gases muy calientes que salían de la cámara de combustión a velocidades casi supersónicas...

...Así que, si aguantaba aquéllas condiciones, mucho más soportará el uso como plomos de pesca, que son condiciones mucho mas suaves.

Esta mezcla tiene la doble cualidad de ser bastante moldeable -lo que nos interesa a la hora de dar forma a la plomada- y también es muy resistente.

Está hecha con tres componentes sólidos, y en las siguientes proporciones:

                                                     Porcentaje (en peso)
1. Cemento "común" (portland)                   80 %
2. Arcilla                                                   10  %
3. Chamota                                              10  %



- El cemento, obviamente, es lo que hace endurecer a esta mezcla

La arcilla le confiere una buena plasticidad y propiedad de moldeado. Si la arcilla es omitida, la masa no tiene las mismas propiedades y tiene tendencia a deformarse mientras fragua. Esto es muy importante en los plomos de tipo pera,
a los que les hacemos un agujero para pasar el hilo: ese agujero termina por cerrarse él solo, cosa que no ocurre si la masa tiene un 10% de arcilla.

- La chamota hace que el bloque sea tenaz, resistente a los golpes. El cemento sólo, sin un árido, es bastante quebradizo. No interesa poner más porcentaje de chamota porque -además de no ser necesario- la mezcla se vuelve algo basta y pierde propiedades de moldeo.


Una aclaración: En algún momento del vídeo, es posible que veáis que el cemento y la arcilla tienen -en su caja- una etiqueta que dice "refractario". Para esta aplicación no es necesario que sean refractarios, pero tampoco es ningún problema que lo sean. Ambas versiones sirven por igual.


De izquierda a derecha: Cemento, arcilla y chamota

Una vez pesados los tres componentes, se vierten a un recipiente donde los mezclaremos en seco y acto seguido, vertemos agua para hacer realmente la masa. Lo mas importante es echar la cantidad correcta de agua, la verteremos poco a poco mientras amasamos. Hay que conseguir una consistencia parecida a la plastilina. Debe ser moldeable, pero no tan líquida que nos chorree en las manos, ni tampoco tan seca que se desmenuze o se agriete cuando le damos forma.

Disponemos de al menos quince-veinte minutos para usar la masa. Si después de haber hecho varias plomadas aún queda masa (y queremos hacer mas plomadas) y vemos que se endurece, aportamos un poco de agua y volvemos a amasar. Si se ha formado algún grumo o pella, la desmenuzamos y amasamos de nuevo.



HACER UN PLOMO DE PERA

Son muy fáciles y rápidos de hacer. No es necesario molde. Simplemente, tomar una porción de masa y, con las manos, darle la forma deseada. Con muy poco esfuerzo verás que quedan bastante bien conseguidos. Hay que prever un orificio por donde luego pasará la línea. Esto se puede hacer poniendo algún tipo de anilla insertada en el plomo o sencillamente haciendo un taladro, manualmente (con un palillo, destornillador o similar) teniendo la precaución de mojar dicho palillo o destornillador en agua para que al traspasar, la masa no se rompa o agriete.

Si no te convence la forma o el aspecto de una plomada, se puede deshacer y -con la misma masa- volverlo a intentar. Es posible que sea necesario añadir dos o tres gotas de agua a esa porción de masa, pues se habrá secado un poco tras haber estado en contacto con las manos, además de la que se evapora.

Una vez dada la forma definitiva se dejarán en reposo durante 24 horas para que el cemento fragüe, pero aún no es suficiente. Para que el cemento adquiera toda su dureza y quede como un bloque de piedra, pasadas esas 24 horas (mas o menos), hidrataremos las plomadas sumergiéndolas en agua durante uno o dos minutos. Las sacamos del agua y las dejamos secar otro día mas. Así adquieren gran dureza.

Ya están listas para ser utilizadas.



Izquierda: Plomo de pera comercial (de plomo)
Derecha: Mismo plomo, de cemento



HACER PLOMOS CORREDIZOS


El molde.

Es posible que con habilidad y si no quieres mucha perfección en el acabado, puedan hacerse estos plomos con las manos, sin herramientas, pero prefiero ayudarme de un sencillo molde. Así se consigue un acabado mas uniforme, con mejor apariencia.

El molde consiste en dos trozos de tubo hueco de pvc. Tubo convencional de fontanería. Un tubo (el mas grueso) contendrá la masa, y el otro tubo (mas estrecho) es el que comprime a modo de pistón a dicha masa. Pueden usarse en distintos diámetros, dependiendo del grosor de plomada que se quiera hacer. En las siguientes fotos -así como en el vídeo- se usa la combinación siguiente:


- Tubo externo (molde): Diámetro externo: 25 mm. Largo 75 mm

- Tubo interno (pistón): Diámetro externo:  20 mm. Largo 50 mm

- Discos madera: Diámetro externo:20mm (debe entrar casi ajustado en el tubo externo, a modo de pistón). Diámetro del orificio central: 3mm (por aquí debe pasar el tubo de plástico de chupa-chups que pondremos al plomo)

A cada uno de los tubos-pistón se le adosa en un extremo un disco de madera (puede usarse otro material mas fuerte). La función de este disco es poder comprimir la masa, y el pequeño orificio de este disco permite pasar al tubito de plástico que pondremos al plomo.


Discos de madera para pegar en la base y para los pistones.
Hacen falta dos por cada molde. En mi caso, 5 moldes, 10 discos.


También se aprecia la base -de madera- donde hay otros cinco discos de madera para centrar y sujetar los moldes.

En la foto siguiente, un juego de cinco moldes, para hacer cinco de estos plomos al mismo tiempo. Hacerlos de uno en uno sería algo lento y pesado.  


Juego de 5 moldes.
Arriba: Moldes; en el centro: base; abajo: pistones

Para hacer los plomos: Se pone en la base, en los orificios de los discos un palito hueco de chupa-chups, o cualquier otro tubo parecido, y queda en posición vertical. Ponemos también un tubo-molde en ese disco, y comenzamos a rellenarlo con masa. Apretaremos y comprimiremos la masa con un tubo-pistón.

Cuando el tubo-molde esté lleno de masa hasta el nivel deseado, dejamos el tubo-pistón en el molde y lo sujetamos con una goma elástica para que presione continuamente la masa. Así se compactará la masa y evitamos burbujas de aire.

Así lo dejaremos fraguar durante dos horas. 

No más de dos horas, porque la masa endurece y no podrás sacar ni el pistón, ni la propia masa. Y tampoco menos de dos horas, porque la masa saldría demasiado blanda y se deformaría.

Pasadas las dos horas, sacamos el bloque de cemento ayudándonos con el mismo pistón. Dejamos secar las plomadas durante un día.

Al igual que hicimos con los plomos de pera, los sumergimos en agua un minuto o dos para que se hidraten y el cemento endurezca bien. Los sacamos del agua y esperamos otro día.

Los plomos corredizos ya pueden usarse en la acción de pesca.


Plomos corredizos.
Izquierda: plomo comercial común (de plomo)
Derecha: plomo de cemento usando este método

El siguiente vídeo te quitará cualquier duda que puedas tener:




¿Quieres apoyar este canal?
Conviértete en mecenas de Terrazocultor y ayúdale a crear más contenido de calidad. 
Toda contribución es bienvenida, ya sea grande o pequeña. --  Ayúdame


Mis redes sociales:
Facebook :  100ciaencasa
Instagram:  Fotos, esquemas, dibujos...